Featured, Política, Uncategorized

El Dr. Frankenstein era Rajoy

Desde que a Pedro Sánchez le empezaron a salir las cuentas en la moción de censura que presentó la semana…

Desde que a Pedro Sánchez le empezaron a salir las cuentas en la moción de censura que presentó la semana pasara a Mariano Rajoy (antes no) se comenzó a decir que si había pactado con golpistas, independentistas o “filoterroristas” su llegada a la Moncloa.  La razón era evidente, intentar deslegitimar la elección de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno.

Un “gobierno de Frankenstein” decían, un monstruo hecho de partes aparentemente incompatibles, con falta de armonía y de equilibrio. Dos cuestiones chirriaban en el argumento. La primera, hablaban de un gobierno, como si el consejo de ministros fuera a haber representantes de todos los partidos que han apoyado la moción. Cuando la intención de Pedro Sánchez siempre ha sido tener un gobierno solo socialista. Y la segunda, el que había conseguido poner de acuerdo a tal heterogénea amalgama no había sido Sánchez sino el propio Rajoy.

Se ha dicho muchas veces, pero no por repetido huelga insistir, el voto afirmativo de casi todos los partidos a la moción de censura, era más un voto de castigo a Rajoy y a su actitud ante la corrupción que anegaba a su partido que un voto de confianza a Sánchez o al PSOE. Muchos “sies” eran con la nariz tapada, porque nada propio les iba en el envite. Pedro Sánchez pidió un voto incondicional para echar a Rajoy. Incluso el propio Sánchez dejó claro el fin último de la moción. “Dimita y todo acabará aquí y ahora”. 180 diputados, elegidos por los españoles, votaron a Pedro Sánchez como nuevo Presidente del Gobierno. Porque, y esto también conviene recordarlo, al Presidente del Gobierno lo eligen los diputados, no los españoles, pero desde siempre, no de ahora.

 

Be the first to write a comment.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *